Cómo se prepara un delicioso Áspic de bonito en 8 sencillos pasos

un cuenco con Áspic de bonito sobre el tronco de un árbol
  • Comparte esto:

Para aquellos que no saben lo que es un aspic vamos a hacer una pequeña introducción y definirlo como una gelatina moldeada que guarda en su interior ciertos alimentos como por ejemplo, carne, pescado o verdura. 

En varios países del este de Europa, como por ejemplo Rumanía, es bastante habitual encontrarse con este tipo de plato que se denomina "Răcitură" y se prepara con gelatina natural, carne de cerdo y ajo. Aquí en España lo llamamos Áspic y lo solemos rellenar más con verdura, huevos duros y pescado aunque también los hay quienes lo preparan con carne.

El Áspic que vamos a preparar hoy es de bonito, pero como dijimos antes se puede preparar con cualquier tipo de alimento incluso con frutas. Aquí por ejemplo preparamos un áspic de verdura con agar agar que podría triunfar hasta en la cena de navidad.

Áspic de bonito

    • Grasas 4.8g
    • Calorias 182 Kcal
  • Personas 6
  • Cocina Española
  • Categoría Recetas Fáciles
  • Preparación Minutos
  • Cocción Minutos
  • Tiempo Total Minutos

Ingredientes

  • Bonito asalmonado 2 latas
  • Huevos duros 2 unidades
  • Pimiento Morrón 100g (1 Lata)
  • Cebolla Media unidad
  • Guisantes 150g (1 Lata)
  • Gelatina en polvo 2 Sobres

Preparación del áspic de Bonito

  1. El primer paso es preparar la gelatina siguiendo las instrucciones del envase con la única diferencia de echar menos agua de la indicada en el sobre. Si por ejemplo el sobre es para 1l de agua echaremos 2 sobres para cada litro. 
  2. El hecho de agregar la mitad del agua que se indica en el sobre nos asegurará de que la gelatina obtenida tiene suficientemente cuerpo como para aguantar bien todos los ingredientes que vamos a colocar dentro. 
  3. Ya con la gelatina diluida y aún caliente cogemos un molde o flanera y echamos una capa fina en el fondo y los bordes de la misma. Cuando ya terminamos de untar todos los bordes del molde procedemos a decorar poniendo unos guisantes en el fondo, unos pimientos morrones en los laterales junto con alguna hoja de perejil.
  4. Según vayamos terminando de decorar llevamos los moldes a la nevera y los mantenemos ahí hasta que la gelatina cuaje bien. Normalmente en 20 minutos suele cuajar pero si tenéis muy baja la potencia de la nevera puede que tarde algo más, antes de sacar os recomendamos probar si está cuajada o no.
  5. El siguiente paso es hervir los huevos aprox. 15 minutos para que queden bien duros y posteriormente pelarlos debajo del grifo para que se vayan enfriando. Una vez pelados los cortamos en rodajas y reservamos.
  6. Es hora de sacar el bonito de las latas, con mucho cuidado para que las piezas no se rompan demasiado, y las colocamos en la flanera junto a una rodaja de huevo, un poco de pimiento picado y una cucharadita de cebolla bien picada.
  7. Rellenamos el molde o flanera con la gelatina (tiene que estar templada o fría, no la echéis caliente) y volvemos a introducir en la nevera donde mantendremos aproximadamente 2 horas.
  8. A la hora de servir el áspic lo podemos volcar en un plato y decorar con una hoja de lechuga más unas rodajas de tomate y de esta forma dejar que se vean los ingredientes que lleva dentro o servirlo directamente en la flanera y decorar la parte superior con algo de perejil picado.
Valoración:4.5 Contador: 2

Comentar esta entrada