Arroz chino casero, cómo prepararlo fácilmente en casa

  • Comparte esto:

Arroz chino casero, una receta auténtica que puedes encontrar en la mayoría de los restaurantes asiáticos bajo el nombre de arroz frito, un plato tan fácil de preparar que en menos de 30 minutos serás capaz de obtener unos resultados que podrán satisfacer las exigencias gastronómicas de casi cualquiera.

Este plato, a comparación de otros donde el ingrediente principal es el arroz tiene una mayor consistencia, un sabor más intenso y una cantidad equilibrada de grasas, tanto animales como vegetales. Por otra parte, al utilizar verdura variada y distintos tipos de carne el aspecto final es bastante espectacular.

Otra característica no menos importante del arroz chino casero es que al ser tan variado en ingredientes y equilibrado en grasas, proteínas y carbohidratos lo convierte en la comida ideal del medio día.

Si queréis ser creativos e intentar usar por ejemplo gambas, ancas de rana u otro tipo de carne lo podéis hacer sin miedo ya que el arroz se puede combinar prácticamente con cualquier tipo de ingrediente.

Arroz Chino Casero

    • Grasas 12g
    • Calorias 299 Kcal
  • Personas 4
  • Cocina China
  • Categoría Arroz
  • Preparación Minutos
  • Cocción Minutos
  • Tiempo Total Minutos

Ingredientes

  • Arroz blanco cocido 3 tazas grandes
  • Lomo de cerdo 100 g
  • Pechuga de Pollo 100 g
  • Cebollinos 3 unidades
  • Dientes de ajo 3 unidades
  • Aceite vegetal
  • Salsa de soja oscura 3 cucharadas soperas
  • Zanahoria 2 unidades 
  • Brotes de soja 1 taza
  • Cebolla 1 unidad
  • Mantequilla 3 cucharadas soperas
  • Maíz 2 cucharadasSal

Modo de Preparación

  1. Antes de encender los fogones, vamos a asegurarnos que tenemos todo preparado para así ir lo más rápido posible a la hora de cocinar los distintos ingredientes y así obtener el mejor resultado posible ya que si perdemos el tiempo picando los distintos ingredientes mientras tengamos la comida sobre el fuego, es posible que no obtengamos un plato muy conseguido.
  2. Empezamos! Para esta receta, el arroz tiene que estar previamente cocido y refrigerado. Lo puedes hacer en el día o prepararlo el día anterior y reservarlo en la nevera. Si no tienes mucha experiencia en la cocina y quieres ver algún truco sobre la cocción del grano, te recomendamos a que visites esta receta dónde explicamos cómo hervirlo correctamente para obtener una buena base.
  3. Una vez lo tengamos cocido y escurrido, vamos a picar la carne en trozos de tamaño mediano y reservarlos en 2 platitos distintos ya que cada tipo de carne necesitará estar más o menos tiempo en la sartén o el wok.
  4. Con la carne y el arroz preparados, nos queda por picar la verdura antes de encender los fogones, así que vamos picando la zanahoria junto con la cebolla en juliana mientras que el ajo lo cortaremos en láminas muy finas. Reservamos toda la verdura picada en un bol y por último picamos el cebollino que guardaremos aparte para luego decorar el plato.
  5. Hora de encender los fogones y calentar, en un wok suficientemente grande, 3 cucharadas de aceite vegetal. Una vez caliente subimos el fuego, echamos los trozos de cerdo con un poco de sal y removemos durante 1 minuto.
  6. Pasado el tiempo incorporamos 3 cucharadas de mantequilla, dejamos a que se caliente de nuevo y vamos incorporando la carne de pollo junto con el maíz y la verdura picada (excepto el cebollino). Corregimos de sal y removemos otro minuto y medio.
  7. Tras un minuto y medio de remover el wok incorporamos los brotes de soja, las 3 tazas de arroz previamente cocido, más 3 cucharadas soperas de salsa de soja y dejamos cocer sin dejar de remover, durante 4 minutos a fuego alto.
  8. Transcurridos los 4 minutos apagamos el fuego y vamos decorando nuestro plato con el cebollino que picamos anteriormente.

Un poco de historia sobre esta receta.

El origen de este plato está en el continente asiático, concretamente en China dónde lo preparaban con distintos tipos de carnes, raíces y verduras. En las casas con más poder a este manjar se le echaba también huevo cocido y triturado. Hoy en días las recetas adaptadas a las distintas gastronomías, como por ejemplo las occidentales siempre llevan el huevo dentro de su composición en forma de tortilla.

Este plato también es muy conocido en la gastronomía estadounidense sobre todo en restaurantes que se centran en comercializar comida asiática a domicilio. Estos restaurantes siguen una receta bastante similar a la original dónde los ingredientes que emplean son verdura variada y 2 tipos de carne, generalmente pollo y cerdo, pero también están los que se quieren diferenciar de la competencia e integran dentro de este plato carnes como la de pato, res, cocodrilo y hasta lagarto.

Si te gustó este artículo o eres amante del arroz no dudes en compartirlo en tus redes sociales o visitar también la receta de pollo al curry con arroz.

Valoración:4.7 Contador: 22

Comentar esta entrada