Pizza con Masa Madre, una autentica Maravilla Napolitana

pizza con masa madre

Vamos a ver a continuación que este tipo de pizza, muy común por la zona de Nápoles, no tiene más historia una vez tengamos lista la masa madre.

Aunque es complicado que no hayáis oído hablar nunca de este tipo de masa y no sepáis lo que es, aquí os dejamos una receta que habla y nos enseña cómo hacer y mantener la masa madre.

Puede que la preparación de la masa se os haga un poco pesada por el tiempo a emplear pero os aseguro que los mejores pizzeros dedican el 80% del esfuerzo en emplear una buena masa y el 20% en todo lo demás, así que armaos de paciencia y entusiasmo porque vamos a sacar una pizza como Dios manda.

Pizza con masa madre

  • Comensales:4
    • Grasas:14.82g
    • Calorias:332 kcal
  • Cocina:Italiana
  • Preparación:
  • Cocción:

Ingredientes

  • Masa madre – 100g
  • Agua – 250ml
  • Harina de fuerza – 350g
  • Jamón cocido – 50g
  • Champiñones – 30g
  • Tomates Cherry – 3 unidades
  • Mozzarela – 150g
  • Aceite de oliva – 20ml

Preparación de la pizza

  1. Sacamos en un bol 100g de masa madre y la dejamos a que coja la temperatura ambiente, aproximadamente 30 minutos. Pasado el tiempo la mezclamos un poco con 200ml de agua (a 25ºC) hasta romperla en varios trozos pequeños.
  2. Ya con la masa madre diluida incorporamos 300g de harina de fuerza y mezclamos hasta obtener una masa con sus grumitos, chiclosa y sin harina por la superficie. Habréis visto que reservamos 50ml de agua y 50 de harina. Si veis que la textura es muy líquida o demasiado dura, corregir con agua o harina.
  3. Tapamos el bol con un papel de plástico o un paño y dejamos reposar a temperatura ambiente (Entre 25ºC y 28ºC) durante 10 minutos.
  4. Tras el primer reposo, incorporamos sal según preferencias y vamos con el primer amasado que durará 15 minutos. Tras ello se dejará reposar media hora en el bol previamente engrasado con aceite de oliva.
  5. Transcurrido el tiempo, espolvoreamos un poco de harina por encima de la masa y le damos la vuelta al bol para que se vaya cayendo sobre la mesa. (cuidado con la harina y no añadir mucha, solo una poca para que la masa no se pegue)
  6. Con la masa encima de la mesa, repetimos el proceso de amasado otros 15 minutos, dividimos la masa en 2 trozos, boleamos (formamos 2 bolas) y reservamos cada bola en 2 tapers suficientemente grandes como para permitirle a la masa que doble su tamaño. (Engrasar los tuppers con aceite de oliva).
  7. Tras 2 o 3 horas de reposo veremos que la masa tiene el menos el doble de su tamaño y es momento de sacarla del tupper y hacer la pizza. Para esto espolvoreamos antes un poco de sémola por encima, le damos la vuelta al tupper y la dejamos caer encima de la mesa.
  8. Ya con la masa encima, espolvoreamos por la otra parte otro poco de sémola y con las manos empezamos a extenderla desde dentro hacía fuera hasta obtener el tamaño deseado. (tened cuidado y no eliminar las posibles bolitas de aire que contiene).
  9. Hora de rellenarla con los ingredientes que más os gusten teniendo en cuenta que no es recomendable utilizar salsas muy aguadas. Si veis que la salsa de tomate tiene mucha agua colarla antes de echarla sobre la masa.

Publicado en: Comida rápida y archivado en: Guía Recetas » Comida rápida » Pizza con Masa Madre, una autentica Maravilla Napolitana Etiquetas: